23 March, 2019, 13:36

Estreñimiento y hemorroides

“Solía tener problema en la frecuencia de mis evacuaciones, me costaba mucho esfuerzo cada vez que iba al baño, eso llegaba a causarme inflamación e irritación en la zona anal. Un día me asusté porque al evacuar había sagrado, consulté al médico y me dijo que tenía hemorroides”.

¿Por qué pasa esto? ¿De qué forma se relaciona el estreñimiento con las hemorroides? Aclara tus dudas a continuación.

¿Qué es el estreñimiento?

Es considerado como un problema intestinal y digestivo frecuente, en el que la persona no defeca con regularidad, lo que puede ocasionar otras complicaciones, como las hemorroides.

También conocido como constipación, es tan frecuente que todos alguna vez en nuestras vidas podemos sufrirlo. De acuerdo con datos de la Revista de Gastroenterología de México, este padecimiento tiene una prevalencia estimada de 14.4% entre la población mexicana.

Aunque el estreñimiento está presente en ambos géneros y en todos los grupos de edad, afecta con mayor frecuencia a mujeres jóvenes con una relación de 3 mujeres por cada hombre.

Cuando se presenta en forma esporádica, se le considera, estreñimiento agudo. No obstante, muchas personas lo padecen en forma crónica. Se puede decir que una persona sufre estreñimiento crónico si presenta dos o más de los siguientes síntomas durante los últimos tres meses.

Síntomas de estreñimiento

En la mayoría de los casos, el estreñimiento no pone en riesgo la vida de las personas, pero es un trastorno que genera molestia, dolor y acumulación de heces fecales en el intestino grueso.

Entre sus principales síntomas se encuentran:

  • Sentir deseo de evacuar, aún después de haber ido al baño.
  • Sentir que los intestinos o recto están bloqueados.
  • Tener heces duras, secas que son difíciles de evacuar.
  • Tener menos de tres evacuaciones intestinales por semana.
  • Pujar con fuerza para defecar.

¿Por qué el estreñimiento causa hemorroides?

La relación directa existente entre las hemorroides y estreñimiento, se encuentra en que la inflamación de las venas en la zona recto-anal, puede ser consecuencia del esfuerzo del pujo para evacuar el intestino.

El esfuerzo para evacuar el intestino tiende a ocasionar un daño en dicha zona y favorece la aparición de hemorroides, popularmente conocidas como almorranas.

Se pueden prevenir

Si tú, como yo, has sufrido de este tipo de problemas, debes saber que la mejor forma de prevenir las hemorroides es evitando el estreñimiento. La buena noticia es que, para ello, hoy podemos contar con tratamientos con activos de origen natural como Nikzon®.

La fórmula de Nikzon® contiene extracto de raíz de Ruscus aculeatus, que posee propiedades antiinflamatorias y venotónicas, que ayudan a disminuir las venas dilatadas en la zona ano-rectal.

Asimismo, contiene lactobacillus sporogenes, probiótico que estimula la acción de la microbiota intestinal, agilizando la motilidad del intestino evitando el estreñimiento, además de ácido ascórbico (vitamina C) que ayuda a fortalecer los vasos sanguíneos, incluidos los inflamados que provocan las dolorosas hemorroides internas.

Nikzon® viene en presentación de tabletas masticables con un rico sabor, por lo que es una opción de tratamiento natural muy práctico que comienza a aliviar los síntomas de las hemorroides desde la primera toma.

También es importante complementar el tratamiento con un adecuado consumo de alimentos que aporten fibra, como frutas y vegetales con cáscara y cereales integrales, pues la fibra suaviza las heces, por lo que no hace falta pujar y esforzarse tanto.

Ingerir abundantes líquidos y mantenerse activo o ejercitarse regularmente también son muy importantes como parte de un estilo de vida saludable, que ayuda a prevenir estos trastornos.

Consulta a tu médico.

Share