21 April, 2019, 23:03

¿Puedo hacer ejercicio si tengo hemorroides?

Una de las razones por la cual se presentan hemorroides en el cuerpo es debido a que sufrimos una mala circulación de la sangre. Entre los principales síntomas de ese molesto padecimiento están el estreñimiento, la comezón, la irritación y el sangrado al evacuar, problemas que pueden impedirnos desarrollar ciertas actividades físicas.

Sin embargo, aunque muchas personas no lo saben, el ejercicio siempre tiene un efecto benéfico en el organismo, incluso cuando se padecen problemas hemorroidales, ya que fomentan el movimiento de la sangre en todo el cuerpo, lo cual puede disminuir el dolor y las molestias relacionadas con ese problema.

No obstante, es importante tomar en cuenta que el entrenamiento ideal es el ejercicio aeróbico moderado, que ayudará a mejorar tu función intestinal y combatirá problemas como el estreñimiento. Entonces, ¿qué tipo de actividades puedo realizar si tengo hemorroides?

Estiramientos

Cuando tienes hemorroides muy inflamadas el ejercicio que más te conviene son los estiramientos, solo procura evitar aquellos que tiren de tu zona anal. Este tipo de ejercicio te ayudará a mantener la flexibilidad en los músculos y tendones, hará que las actividades diarias como agacharse a recoger algo o ir al baño sea mucho más fácil de hacer y contribuirá a disminuir la hinchazón.

Natación

Si tus hemorroides causan molestias, pero no un dolor excesivo que te impida moverte la natación es una gran elección para ejercitarte, ya que la flotabilidad del agua ayuda a eliminar el estrés en las articulaciones y promueve la circulación de la sangre.

Caminar

Una caminata ligera que vaya de los 10 a los 30 minutos por día puede ayudarte a controlar la presión arterial y la inflamación en distintas partes del cuerpo. Además ayuda a mantener los niveles de colesterol y fortalece los huesos y las articulaciones.

Yoga

Esta actividad consiste en una serie de movimientos que implican estiramientos musculares en distintas partes del cuerpo, ayuda al alivio del dolor de espalda, reduce la rigidez, fortalece los músculos y las articulaciones, lo cual contribuye a prevenir las hemorroides y a disminuir sus molestias.

Cabe mencionar que el ejercicio vigoroso, como levantar objetos pesados o cualquier otro que cause presión y demasiado esfuerzo en el abdomen no es recomendable cuando se tienen hemorroides, ya que puede generar mayor inflamación y complicaciones.

Por lo demás, siéntete libre de ejercitarte de la manera que más te agrade y recuerda que ante cualquier duda es importante que consultes a tu médico de cabecera.

Share