4 August, 2020, 19:57

Previniendo hemorroides: consejos para salir de una mala dieta

Las hemorroides son un padecimiento muy molesto que puede deberse a distintos problemas como el estreñimiento, el esfuerzo durante los movimientos intestinales y a estar largos ratos en el sanitario; por lo cual, una de las primeras recomendaciones a seguir para disminuir y prevenir sus efectos será llevar una dieta saludable y equilibrada, garantizando una ingesta adecuada de líquidos y de fibra.

El problema es que muchas personas solemos tener hábitos alimenticios negativos y en ocasiones puede parecer complicado salir de ellos. Pero ¿cómo cambiar la costumbre de consumir chatarra hacia una alimentación más saludable? Aquí te compartimos algunos consejos para salir de una mala dieta, no perderte a mitad del camino y prevenir que las hemorroides continúen causándote malos ratos.

1. Céntrate en el trío nutritivo: fibra, proteínas y calcio

Enfócate en consumir alimentos que contengan esos tres nutrientes básicos. La fibra ablanda las heces y las hace más fáciles de pasar y ayuda a disminuir la probabilidad de que sufras problemas de estreñimiento y empeoren las hemorroides; mientras que las proteínas y el calcio ayudarán a que tus músculos y huesos se mantengan en perfecto estado.

2. Mezcla comida casera con comida para llevar

Es verdad que la comida casera tiene muchas ventajas, tanto financieras como higiénicas y nutricionales, pero este tipo de alimentos pueden aburrirte. Para que esto no suceda y termines por volver a la dieta “mala pero conocida” procura preparar la proteína en casa y comprar los acompañamientos como verduras, cereales integrales o ensaladas.

3. Aventúrate con nuevos sabores

Intenta probar algún nuevo menú o platillo cada dos semanas para refrescar la dieta; no hace falta que vayas a un restaurante para disfrutar sabores desconocidos, puedes hacerlo en casa. Intenta buscando en Internet los platillos típicos de algún país que te llame la atención y aventurarte a prepararlos, concéntrate en aquellos poco procesados como cereales, frutas, verduras y legumbres.

4. Cocina para varios días intercalando platillos

Cocinar una tanda grande de comida es una solución eficaz para reducir tiempo y esfuerzo en esta actividad, pero comer lo mismo todos los días podría tentarnos hacia la comida chatarra. La recomendación es que únicamente prepares grandes cantidades de un alimento que consumirás en la semana como arroz, pechugas de pollo, ensalada o algunos acompañamientos, y lo mezcles con cosas distintas en las comidas o los uses cada tercer día y no a diario.

5. Incluye a tus amigos o familia

Invitar a un par de amigos, a tu familia y/o pareja a comer en casa es una gran manera de animarte a llevar una dieta mucho más saludable, también pueden ayudarte a preparar todo o incluso acompañarte desde las compras, no importa. Compartir esos momentos con alguien hará más sencillo que te animes a comer sano.

Llevar una dieta balanceada que incluya fibra y abundantes líquidos, es una de las acciones que recibirás como tratamiento auxiliar en el problema de las hemorroides, junto con hacer ejercicio. Evita remedios incómodos y prueba medicamentos de origen natural como Nikzon® con un efecto antiinflamatorio que te ayuda a combatirlas desde adentro.

Cuida tu cuerpo y protégelo de los molestos síntomas hemorroidales aprovechando estos consejos para salir de una mala dieta y no olvides consultar a tu médico ante cualquier duda o complicación.

 

Fuentes: 1) Harvard Health Publishing, Las hemorroides y qué hacer al respecto, Harvard Medical School, 2018, EUA. 2) Harvard Health Publishing, Formas de salir de una rutina dietética, Carta de salud de Harvard, Harvard Medical School, 2018, EUA. 3) Centro Nacional de Excelencia Tecnológica en Salud (Cenetec), GPC, Prevención, diagnóstico y tratamiento oportuno de la enfermedad hemorroidal en el primer nivel de atención, Consejo de Salubridad General, Secretaría de Salud, 2012, México.

Share