22 May, 2019, 05:42

Hemorroides: mitos y verdades

Hablar sobre hemorroides puede llegar a ser un tema difícil e incluso vergonzoso, sobre todo, cuando lo padeces. De ahí que este problema también conocido como almorranas se encuentre rodeado de muchos mitos. Entérate aquí, qué hay de cierto o falso acerca de las hemorroides y aclara tus dudas.

“La comida picante provoca hemorroides” – Falso

Pese a que esta idea suele estar muy extendida no hay evidencia para determinar que la comida picante sea una causa de hemorroides. Lo que sí recomiendan los médicos es que se evite la ingesta de este tipo de comida cuando ya se tienen hemorroides para no agravar la inflamación.

“Si te sientas en lugares muy calientes o helados tendrás hemorroides” – Falso

Independientemente de la temperatura del lugar, lo que sí te puede provocar hemorroides es permanecer mucho tiempo sentado. El sedentarismo, así como la falta de ejercicio, la obesidad y principalmente, el estreñimiento, debido a una dieta con bajo consumo de fibra: frutas, verduras, legumbres y cereales, sí son factores desencadenantes de las hemorroides.

“Las hemorroides pueden derivar en cáncer anal o rectal” – Falso

Como parte de su anatomía, la zona recto-anal tiene venas que debido al esfuerzo al defecar suelen dilatarse e inflamarse causando las molestas hemorroides. Sin embargo, su evolución no está relacionada con el desarrollo de cáncer.

El cáncer a nivel anal se desencadena por el Virus del Papiloma Humano, porque forma verrugas llamadas condilomas. Algunas de esas verrugas pueden crecer y transformarse en un tumor anal maligno.

En el caso del recto, lo que hace que se desarrolle un cáncer, son los pólipos del tipo adenoma que son benignos, pero conforme pasan de 6 a 8 años se convierten en adenomas carcinomas que son malignos.

“Leer en el baño provoca hemorroides” – Cierto

Al quedarte sentado por mucho tiempo en el escusado leyendo tu revista o cómic favorito o tus redes sociales en el celular, aplazando la evacuación, mientras pujas o dejas de hacerlo, favorece la aparición de hemorroides. ¿Sabías que las hemorroides tienen un tejido que se fija al ano, el cual se desprende poco a poco cuando se somete a mucha presión por largos periodos de tiempo?

Esto se debe a que al sentarte en una superficie que no tiene un soporte como una silla, si se pasa mucho tiempo, poco a poco el tejido se va desprendiendo. Entonces, al estar mucho tiempo sentado en el baño, van haciéndose grandes y aumentando la posibilidad de sangrado o formación de coágulos.

“Las hemorroides no se curan” – Falso

Este padecimiento no es permanente, pues suelen ser causadas por malos hábitos como son dieta baja en fibra, el sedentarismo, tomar pocos líquidos, obesidad, e incluso el estrés. De ahí, que si tratas la causa disminuirás el riesgo de sufrir hemorroides.

“Las hemorroides pueden confundirse con cáncer” – Cierto

Debido a que síntomas de las hemorroides, como: sangrado, dificultad al evacuar y dolor, son parecidos a los que se pueden presentar en caso de un tumor maligno en la zona recto-anal, pueden causar confusión. Por lo que muchas personas cuando consultan al médico piensan que tienen cáncer y sólo son almorranas.

Asimismo, también llega a pasar que, pacientes con sangrado, piensan que se trata de hemorroides y al examinarlos tienen un tumor.

Recuerda que mantener una dieta equilibrada que incluya un adecuado aporte de fibra, tomar abundantes líquidos y hacer ejercicio regularmente, son muy importantes para disminuir el riesgo de sufrir hemorroides.

Consulta a tu médico.

Share